Florida

“Gaucho” Giménez: “Los caballos de jineteadas son los caballos más cuidados”

Para el floridense no hay maltrato a los equinos. Agregó que está “seguro” que los defensores de animales “van a la carnicería, compran y comen el churrasco”

Pedro Giménez / Foto La República

Luis Giménez / Foto La República

Luis Giménez Pedrín, más conocido como el “Gaucho” Giménez, comenzó a ver jineteadas a los tres años y hoy hace 63 que sigue en esta tarea. Para el floridense no hay maltrato a los equinos en las jineteadas, luego de la polémica generada por protectores de animales en contra de las domas.

“No hay maltrato. Los caballos de jineteadas son los caballos más cuidados. Son utilizados muy poco durante el año. Los potros normalmente tienen seis, siete montas en el año. Estamos hablando de que un potro en Basto puede estar en el minuto, dentro del año. Eso es del punto de vista físico. Son caballos que están cuidados sobremanera, son caballos seleccionados, caballos que cada vez valen más”, dijo en entrevista con La República que compartimos a continuación:

Preguntas de La República: Gaucho ¿cuál ha sido tu comienzo en esto de las jineteadas?

Giménez: Me crié dentro de las jineteadas porque nací en el campo, fui a la escuela a caballo. Cuando tenía tres años de vida comenzaron las criollas en Florida organizadas por nuestra familia, y que hoy seguimos llevando adelante. Lo cual significa que llevo 63 años viendo jineteadas. En definitiva es una vida dentro de los caballos. Pero una vida analítica, no una vida de por sí. Hay que realizar docencia desde el caballo por más que haya estado 25 años en la docencia en Secundaria. Esto del caballo es casi una clase permanente que hay que brindar.

LR: Hay un debate sobre el maltrato que algunos dicen que sufren los animales en las jineteadas, ¿cuál es tu opinión en este tema, con toda la experiencia que tenés arriba?

G: No hay maltrato. Los caballos de jineteadas son los caballos más cuidados. Son utilizados muy poco durante el año. Los potros normalmente tienen seis, siete montas en el año. Estamos hablando de que un potro en Basto puede estar en el minuto, dentro del año. Eso es del punto de vista físico. Son caballos que están cuidados sobremanera, son caballos seleccionados, caballos que cada vez valen más.

LR: Porque lo que se busca es que el potro -algo que no se ha dicho por ahí- sea naturalmente bellaco. Y que él, por él mismo, brinde espectáculo con su corcovo.

G: Llega un momento en que el caballo no bellaquea, ni por la exigencia del poncho, ni del rebenque o de la espuela. Sino que él se va adelantando a cada cosa, por eso sorprende al jinete. Porque si no sería muy fácil llevarlo como un jockey de Maroñas, con la fusta o la rienda hacia un lugar. No, él va hacia dónde él quiere. Es decir que tiene autonomía que es producto de dos cosas. Una es la habilidad natural que algunos animales tienen, y otros no la tienen. Y otra, es ese espíritu de rebeldía que, algunos animales tienen y otros no.

Y hay sí, una parte de determinada exigencia, que sería la contracara del deporte de jineteada, como deporte y como demostración de habilidad artística. Y que es que el caballo es castigado en pelo. Y donde el jinete va con sus espuelas sujetas al cuerpo del animal, para no caer. Eso es una exigencia, de rudeza física. Hay que reconocerlo y no decir que las jineteas son light, son damas blancas.

LR: Ese es un porcentaje menor, que puede ser cuestionable y que está dentro de la ética y el gusto de cada persona, de aceptarlo o no aceptarlo.

G: Contrapuesto a la utilización del caballo en otras actividades, ya sea resistencia, carreras de Maroñas, saltos, lo del trote en Argentina y los ingleses que lo utilizan mucho, las pruebas completas en equitación y ni qué hablar del sometimiento que se les realiza a los caballos que hacen tareas en los carros, o tirando, básicamente de los carros. Porque esa agresión que se ve en los carros, no se veía, por ejemplo, en las chacras, cuando se utilizaba el caballo. El productor era más cuidadoso de su caballo, lo dejaba reponer. Eso era habitual, era su herramienta de trabajo. Y esa exigencia del tiro, en cualquiera de las otras actividades, multiplicada por varias veces, la exigencia del caballo de las jineteadas. Salvo que se quiera ser purista. Y si queremos ser puristas, ni los vegetarianos se salvarían de la crítica, porque utilizarían a un ser vivo en beneficio propio.

LR: Entonces, en definitiva…

G: Es decir, que de la misma manera, y con el respeto que me merecen las asociaciones activistas y sus integrantes, en defensa de la integridad del animal, estoy seguro que van a la carnicería, compran y comen el churrasco. Y desde el momento que lo hacen, no piensan en la vaca que fue degollada, matada a marronazos, para proveer una satisfacción personal de decir: ¡qué rico asado, me comí! Ese es el meollo del tema.

Ahora yo digo, si los activistas, a quienes respetamos mucho, dijeran no vamos a vivir ni de los vegetales, ni de los animales, eso sí, no hacemos jineteadas y salimos en una campaña a no hacer jineteadas. Primeramente hay que demostrar que las agresiones no son contra el caballo, sino que es contra toda la naturaleza.

LR: Está también el tema del toreo…

G: Sí, que estuvo en Colombia, en México hasta ahora y que siguen en vigencia allá y que acá fue prohibida por ley. Los orientales respetamos la vida, y el torero no respeta la vida, porque tiene su idiosincrasia, su creencia, su ética y moralidad, que las impone, porque eso está bien dentro de la naturaleza, por lo cual no hay casi diferencia entre un toro y otro, en cualquier lugar del mundo. Los caballos de jineteadas son sumamente cuidados, mantenidos y están valorizados.

LR: Nadie puede someter a vejámenes a un animal que tiene un altísimo valor como es el caso de los potros que hoy se cotizan en 2.000 y 3.000 dólares.

G: El tropillero es cuidadoso, los desparasita, los alimenta y cuando no están bien, los caballos ingresan en una faja muy importante que se llama “acobardamiento” y son retirados. Porque el animal mismo ya está anunciando, con su escaso rendimiento que ya no está para cumplir con esa muestra de habilidad y de rebeldía, que mencionábamos al principio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s