Deportes

¿Cómo va a hacer Pelusso para anular a Messi?

El DT floridense se prepara para su debut en Eliminatorias nada menos que ante Argentina. En entrevista con FIFA.com contó cómo han sido sus primeros días en la selección guaraní

Gerardo Pelusso / FIFA.com

Por FIFA.com

En un fútbol cada vez más vertiginoso, Gerardo Pelusso ha hecho un culto a la paciencia. A los 58 años, a fuerza de trabajo duro y bajo perfil, el entrenador uruguayo ha tenido que esperar más de dos décadas para concretar su sueño más preciado: dirigir a una selección absoluta. El desafío le ha llegado en Paraguay, un país que conoció de sus aptitudes al mando del poderoso Olimpia y que aspira a encaminar en una eliminatoria que ha empezado con el pie izquierdo.

A la espera del debut ante Argentina, el ex entrenador de equipos como Nacional, Universidad de Chile y Olimpia compartió sus primeras sensaciones en el cargo junto a FIFA.com. El futuro inmediato, las bases de su trabajo y un anhelo: enderezar al equipo hasta llegar a la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Señor Pelusso, en un fútbol tan vertiginoso como el actual, tuvo que esperar más de dos décadas para dirigir a una selección absoluta. ¿Cuántas veces soñó con esta posibilidad?

Uno siempre aspira a lo más alto. En lo profesional, las cosas me han empezado a ir mejor cuando armé un equipo de trabajo interdisciplinario. Y para ser sincero, últimamente nos miramos hacia adentro y supimos que teníamos nuestras fortalezas. Este era el momento adecuado para hacerlo.

¿Qué lo sedujo de Paraguay en particular?

Llevamos un año en el país, y no me equivoco si digo que nos hemos sentido como en casa desde el primer día. La selección no es un equipo de fútbol, es mucho más que eso. A nosotros nos interesa entender la forma de ser de los futbolistas, la manera en que la gente vive el fútbol. Y Paraguay es muy parecido a Uruguay.

Y a la inversa, ¿qué sedujo a la Asociación Paraguaya de Fútbol para contratarlo?

A lo largo de mi carrera he trabajado en cinco de los nueve países que compiten en la Eliminatoria. De ahí que tenga conocimiento del fútbol que practican esos equipos. Y después nuestra forma de trabajar, la rápida adaptación al medio y las similitudes con Uruguay. Insisto: no sólo en lo futbolístico, sino en lo cultural, nos identificamos rápidamente con el futbolista paraguayo.

La Eliminatoria no está siendo sencilla para la Albirroja. Está anteúltima y apenas ha ganado un partido sobre cinco. ¿Cómo se explica este bajón?

Lo primero es aclarar que lamento mucho la partida del cuerpo técnico anterior (ndr: Francisco Arce), pues a mí me gusta cuando hay continuidad en los procesos de trabajo. Habiendo dicho eso, está claro que ningún futbolero en Sudamérica podía imaginar a Paraguay en el fondo de la tabla, sobre todo teniendo en cuenta sus actuaciones en las últimas eliminatorias, el Mundial de Sudáfrica y la Copa América. Pero esta es la situación, es lo que hay y en eso tenemos a trabajar.

El debut oficial será ante Argentina en Buenos Aires. ¿Hubiese preferido a otro rival?

No lo analicé en esos términos, el partido está ahí y hay que jugarlo. Sin dudas es uno de los rivales más difíciles, pero no le ha sido fácil enfrentarse a Paraguay últimamente e intentaremos que se mantenga esa tendencia. Luego vendrá otro choque importante contra Venezuela, un rival directo por la clasificación.

¿Cómo piensa anular a Lionel Messi?

Tenemos que analizar lo colectivo, aunque lógicamente tendré que pensar en Messi también. Pero sin volvernos locos: todo el planeta ha intentado anularlo y nadie ha podido. Si está encendido, como siempre está, no hay mucho que hacer. Contra Brasil estuvo controlado 20 minutos, pero después tocó tres pelotas e hizo tres goles.

¿Es adepto a la marca personal en estos casos?

No hay que volverse locos, si tengo que hacerle marca personal no se me caerán los anillos. Lo analizaremos. Mire: entre tantos condicionantes negativos como la falta de tiempo, la mala ubicación en la tabla y demás, tengo que buscar algo positivo. Y ahí me invento una carta: nadie sabe cómo va a jugar Paraguay, ni cómo va a formar. No voy a contarlo, es mi As de espadas.

Está claro que la mitad de Paraguay lo ama por lo que ha hecho en Olimpia. ¿Qué tan difícil será ganarse a la otra mitad?

Las llegadas no me interesan demasiado en ese sentido, me importan más las despedidas. El asunto no es cómo empieza esta historia, sino cómo termina. Habrá que ganarse a la otra mitad, y sería utópico pretender lograrlo en 15 días. Ya rodará la pelota. Ahora hay que hablar poco y trabajar mucho.

Háblenos del fútbol uruguayo: Oscar Tabárez, Sergio Markarián y Gerardo Pelusso compiten en esta Eliminatoria. ¿Qué tiene el entrenador charrúa para ser tan tenido en cuenta en Sudamérica?

Creo que hay dos factores fundamentales. Por un lado, la cultura futbolística. Nosotros nos criamos hablando del Maracanazo y los héroes de 1950, los cracks. Y si bien después no hubo tantos éxitos con la selección, crecimos viendo los triunfos internacionales de Nacional y Peñarol en la Libertadores. En Uruguay se respira, se come y se duerme fútbol de verdad.

¿Y el otro?

Nos preocupamos mucho en estudiar y prepararnos. Desde que son futbolistas, los uruguayos quieren saber el porqué de las cosas, cómo se planifica el trabajo. Estudian, se preparan, viajan. Markarián, por ejemplo, triunfó en un medio difícil y distinto como Grecia. Y el Maestro Tabárez, por algo recibió el premio al mejor entrenador del planeta. Un premio merecido, es el mejor de todos. ¡Y hay muchos más! No quiero olvidarme de nadie ni ser injusto, pero también está el caso de Jorge Fossati que trabajó con éxito en distintos medios. En lo personal, estaría toda mi vida sentado en el pupitre de un aula, aprendiendo e incorporando conceptos.

Para ir despidiéndonos, quisiéramos sacarnos una duda. ¿Sabe lo que ocurrirá el 22 de marzo de 2013?

(Piensa) La verdad que no. Tengo un lío con las fechas ahora mismo…

Paraguay visitará a Uruguay en el Centenario…

¡Uf! No quiero ni pensar en eso, ni pensar… (ríe) Será muy fuerte. Desde que empecé a correr atrás de un balón soñé con ponerme la Celeste, y el día que lo logré y escuché el himno me quedó grabado para siempre. Pero a no equivocarse: hoy para mí es todo Paraguay, profesional y humanamente. Hemos recibido la selección, que es como que te den la bandera de un país, y la defenderemos con honor y orgullo. Lo único que nos interesa ahora es no defraudar a los paraguayos y devolverles todas las cosas hermosas que nos han dado este año.

Sabemos que habla portugués. ¿Piensa utilizarlo en 2014?

¡Ojalá! A eso apuntamos. Pero no soy muy partidario de ilusionar a la gente por demás, sino de trabajar. ¿Les voy a decir que confíen? Van a confiar igual. ¿Que vengan al estadio? Vendrán igual. De nuestra parte, es el momento de hacer lo que sabemos: poner manos a la obra y trabajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s