Florida

Dárdano sin pelos en la lengua con El Bocón

La directora de Desarrollo Social disparó frases y reflexiones para todos los gustos en una entrevista realizada para dicho medio. “El MPP aún está en mi corazón” y “el Frente Amplio se está llenando de cajetillas”, expresó

Jacqueline Dárdano, la directora de Desarrollo Social de la Intendencia de Florida, realizó varias declaraciones sin pelos en la lengua, fiel a su estilo, en El Bocón, el polémico medio periodístico uruguayo.

“Yo nunca me hubiera ido del MPP. Esa es la realidad, el MPP aún está en mi corazón”. “Creo que para gobernar hay que ejecutar y si tú no eres ordenador de gastos, no ejecutas un carajo”. “Los colores del corazón no se sacan y los principios menos. Y menos cuando defendimos los principios del hombre que hoy es Presidente”, fueron algunas de las reflexiones de la oriunda de Sarandí Grande.

“La principal soberbia que enfrenté fue la del diputado Álvaro Vega”, comentó. “Con la CAP, fue un honor haber acompañado al Ñato Huidobro, el que tiene el lugar más amplio en mi corazón”, dijo también

“El Frente Amplio se está llenando de cajetillas”, agregó Dárdano. “Sigo siendo Saravista e izquierdista, vaya adónde vaya. Sigo siendo una militante social adonde vaya”, comentó.

Pero, para qué seguir con las frases sueltas. A continuación la entrevista de Jacqueline Dárdano con El Bocón:

“YO NO ESTOY GOBERNANDO UN CARAJO, YO ESTOY CUMPLIENDO ÓRDENES”
Jacqueline Dárdano, es la Directora de Desarrollo Social y como es su costumbre, se despachó con “su” verdad y hablamos de política, de los partidos, de la vida, todo sin anestesia y sin tapujos.

¿Qué ha pasado con los cortocircuitos que ha habido con algunos ediles de tu propio partido?
Lo primero, es la alegría de dar una nota a EL BOCON, un medio conocido por su pluralidad y por no tener pelos en la lengua a la hora de convertir la palabra en letras. Lo otro, de mi parte, no hay cortocircuito con ningún partido, por lo pronto te digo que elabores el por qué de esa pregunta. De mi parte, no hay cortocircuito con nadie.

No digo que sea de tu parte. Pero el edil Stopingi pidió un informe y luego dijo que no había llegado en tiempo y forma. Eso no es común. ¿No?
Llama la atención y no es común. No sé a qué responde ese tipo de actitudes mediocres y demasiado pequeñas. Los seres, algunos en mayor y otros en menor medida, arrastramos miserias y grandezas y nunca sabemos cuándo afloran. Yo entiendo que no es bueno hablar de eso, pero tampoco es bueno que lo calle y más, cuando estoy aguantando una serie de maniobras y de cosas que no son casuales.

Yo tengo miedo cuando se usa la mentira. Tengo miedo cuando se inventa. Porque lo que dice el señor Stopingi no es real. Primero, si yo como directora no entregase al intendente (Carlos Enciso) informes de mi tarea, creo que no estaría ocupando el lugar que ocupo. Es un acto de desconfianza de su parte, al señor intendente. Y no me gusta engordar flacos. Considero que no debería hablar de esto. Pero es jodido esto. No entiendo de qué habla. Porque el intendente ha sido muy prolijo en eso, nos ha pedido que le dejáramos informes cada pocos días y yo siempre he cumplido. Pero el señor edil Stopinghi nunca me hizo un pedido de informes. Es bueno aclararlo.

Tú has conseguido muchos votos en la última elección por tu tarea social. Pero al momento de gobernar, ¿es más difícil conformar a la gente ahora? ¿Hay muchas trabas?
Hay varias preguntas diferentes. Mi popularidad nada tiene que ver con ocupar un lugar. La popularidad uno la hace crecer o decaer con la forma de ser. Creo que nuestra forma de ser ha hecho que haya un crecimiento sostenido. Yo pongo siempre de ejemplo, y que no suene soberbio, el Facebook. A ver si alguien ve que yo promueva mí trabajo. Mi trabajo lo paga el pueblo y para el pueblo es. Está hecho en base a dinero de todos los colores y para todos los colores. No tendría sentido que construyera una imagen en base a un cargo. Soy la directora de Desarrollo Social y trabajo para todo el pueblo y recibo un dinero a cambio. La imagen y popularidad no tiene nada que ver.

Si hay alguien que cree que perjudicando a la Directora de Desarrollo Social va a destruir la imagen política de Jacqueline Dárdano, se equivoca. La va a robustecer. Esa imagen se construyó sobre la confianza de la gente. Son un puñado de personas valientes que confiaron y que saben que el camino sigue y el camino no pasa por ser director de nada. A mí me da lo mismo si mañana no trabajo más. Mañana puedo yo perder la confianza en el intendente. No es solo el intendente el que decide. Yo puedo decir: esto no me sirve, hasta luego muchachos y uno sigue siendo la persona que es.

¿Trabas a la hora de gobernar? Creo que para gobernar hay que ejecutar y si tú no eres ordenador de gastos, no ejecutas un carajo. Yo me siento una peona, una soldado, no me siento en un lugar que pueda decidir cosas. Entonces si yo no puedo decidir, yo no estoy gobernando un carajo… Yo sigo lineamientos. Si algo del área de Desarrollo Social o de otros compañeros, está fallando, puede ser por el director que esté, pero porque gobierna no. Va a ser porque el intendente del departamento del partido que sea, no está dando a ese director los recursos que precisa, digamos, para afuera “gobernar”, para adentro, “trabajar”. Yo no gobierno, soy parte de un conjunto con lineamientos del intendente.

“SI YO NO ESTABA EN LA LISTA, NO VOTABAN UN CARAJO NI AL PEPE MUJICA”

¿Y te sientes cómoda en este equipo de gobierno?
Es una pregunta difícil de contestar. Yo tendría que decir que sí, para quedar bien con todo el mundo. Pero el pueblo es sabio: me siento cómoda con el señor intendente, con el Ejecutivo. Pero a veces han pasado cosas con otros compañeros, que me quedan preguntas. Y no es obligación sentirse cómoda, ni acá estamos para pasarla bien, ni lindo. Pero a veces me he sentido incómoda, como en las mejores familias. No puedes decir que todo es divino y todo rosa. Si me sentí incómoda es porque ha habido vida, porque ha habido participación y discusión. Por lo tanto es una incomodidad válida. Quiere decir que Jacqueline Dárdano está defendiendo lo que piensa y ha defendido su gente y se permite ser una mujer que dice lo que no va en su línea. Nada más.

¿Por qué te vas del Frente Amplio?
Yo no me fui del Frente, el Frente Amplio se fue de mí, que es diferente.

¿Qué quiere decir eso?
Yo nunca me hubiera ido del MPP. Esa es la realidad, el MPP aún está en mi corazón.

¿Te sientes identificada con el Presidente Mujica?
Por supuesto. Rojo y negro la ternura, dijo el payador. Los colores del corazón no se sacan y los principios menos. Y menos cuando defendimos los principios del hombre que hoy es Presidente. Decía el Pepe ayer: somos luchadores sociales hasta la tumba. De todos lados, de todos precisamos y yo soy una convencida de eso. Y soy una convencida que si tuve que abandonar un camino, no en la atapa medular del MPP, pero sí en el auge electoral, en ese blanqueo frente a la sociedad, no hay que olvidarse todo el proceso. En muchas cosas sí trabajé por José Mujica y me siento orgullosa por haber trabajado por el hombre que hoy es Presidente. Un hombre discriminado, destratado de mil maneras y también vivió una construcción ascendente y quisieron bajarlo. ¿Por qué me fui del Frente Amplio? Porque me mató la soberbia de…

“EN EL FRENTE AMPLIO ME DIJERON QUE NO TENÍA JERARQUÍA SOCIAL

¿De quiénes?
En aquel momento, la principal soberbia que enfrenté fue la del diputado Álvaro Vega. Yo digo que las heridas están cerradas y estaría bueno decir, esto no contesto, pero hay que afrontar. Yo peleaba por un lugar y no me importa si era el último lugar. El último lugar y está grabado eso. Último lugar en una lista de diputados, porque sabía bien que había un puñado de lanceros que solo me acompañaban a mí y si mi nombre no estaba en la lista, no votaban un carajo ni al Frente Amplio, ni a José Mujica, ni a nadie. Votaban si estaba Jacqueline Dárdano y eso no se entendió. Se entendió que yo no merecía siquiera el último lugar. Que no tenía jerarquía social, se me dijo.

Muchos dirigentes del Frente Amplio dijeron que querías un cargo.
No. Que peleaba el lugar en la lista y no lo merecía. Que había otros nombres y eran todos profesionales. Vamos entonces a la CAP, los problemas siguen. La historia demostró que sí tenía un puñado de lanceros. Que no tenían banderas partidarias, porque sino no hubieran estado los votos. ¿Verdad? Además, con lo difícil que es irse del Frente, porque son los votos más difíciles de salir. Luego con la CAP, fue un honor haber acompañado al Ñato Huidobro, el que tiene el lugar más amplio en mi corazón. Pero uno molestaba al Frente. Lo avergonzaba.

¿Y la historia en la CAP se vuelve a repetir?
Se vuelve a repetir, pero de otra manera. Se repiten estrategias, el no avisarme de actos. El no participar de la discusión de quienes podían ser suplentes en ese caso, del intendente. Todo eso, encerrados entre cuatro paredes.

¿Hay clasismo en la política?
Hay muchísimo clasismo.

“EL FRENTE AMPLIO SE ESTÁ LLENANDO DE CAJETILLAS”

¿Incluso dentro del Frente Amplio?
Yo lo dije siempre: lo que pasa es que el Frente Amplio se está llenando de cajetillas. Y de mujeres cajetillas, que es lo más jodido. Donde una persona de raíces obreras y humildes, que mantenga su discurso cuando asume el poder, molesta. Con muchos sacrificios, tuve que cerrar un almacén. Tenía un hijo con bastantes problemas. La vida costaba bastante, como a miles de uruguayos y tenía un hermano y una cuñada que venían el día entero a darme una mano. Entonces costaba los carteles que colgaba. Nosotros veíamos que los carteles que llevaban mi rostro eran arrancados por compañeros. ¡Por compañeros! Nuestra lista no llevó foto. La única lista en todo el país que no llevó foto de su candidata. Cuando todos los candidatos se presentan con el Presidente, el guardaespaldas de Mujica sale a buscarme entre la multitud, porque yo llego tarde y no sabía y el Presidente se da cuenta que falto…

¿No te habían avisado?
No, pero eso ocurría siempre. Hasta decir el lugar de votación equivocado porque la prensa iba a sacar fotos. Era demasiado. Entonces decidimos con todos los compañeros irnos del Frente, porque lo departamental es aparte. Porque las banderas también se construyen por dentro, que no son solo trapos de colores que flamean. Que eso no te da ni te quita. No te da derechos ni te los quita en un partido. Tú vas con tus banderas. Tú te conviertes en banderas y eres un pedazo de esa bandera y eso no te lo va a quitar nadie. En ese camino seguimos hasta el día de hoy. Porque los que nos sentimos de izquierda, lo tenemos en el corazón adonde vayamos. Más yo que era Saravista, tampoco perdí la bandera de Saravia dentro del Frente. Sigo siendo Saravista e izquierdista, vaya adónde vaya. Sigo siendo una militante social adonde vaya. Un desgaste y me cansé de ser pisoteada y acorralada.

“EL HERLADO ME HACE UNA CAMPAÑA CON EL 90% MENTIRAS”

¿Volverías al Frente Amplio? Se nos ha dicho eso.
Yo diría que es una buena pregunta. Yo diría que el Frente Amplio no es Florida. Como no lo es el partido Colorado y el partido Nacional. La vida da muchas vueltas y no se puede decir que de esta agua no he de beber. Yo diría que todos nos cansamos de que hablen mal de nosotros. Los mismos motivos que nos sacaron del Frente, nos pueden quitar de donde estamos. O sea que la respuesta es no sé. No tengo idea. Ante esta campaña mediática que he tenido de parte del diario El Heraldo.

¿Y qué te pasa con El Heraldo? ¿Por qué dices campaña?
Porque es una campaña.

Porque eso es algo premeditado, orquestado.
Exacto. Sé bien el concepto de campaña. Cuando hay manipulación y maniobra tú lo ves. Yo miraba en casa la sucesión y cantidad, porque no es una noticia, son desde hace mucho tiempo. Jacqueline Dárdano cerró el comedor. Fíjate cuando utilizan mi nombre. Cuando se reabre el comedor. En el Heraldo no sale eso. Ni que se come seguro, que hay alegría. Sale chiquito y sin el nombre de la directora.

Pero el nombre del director de Cultura (Álvaro Riva, director de el Heraldo) siempre aparece.
(Ríe) No sé. No me he fijado. Posiblemente haya que tener un medio. Quizás el año que viene tengamos un medio. Pero nunca pondríamos en ese medio, lo que hagamos nosotros. Yo no soy para eso.

Te hago pequeñas preguntas, para breves respuestas. ¿Un sueño?
Que no haya pobres.

¿Qué es la política?
Una herramienta para ayudar a los pobres. Porque no soy una persona rica. Nada más.

¿La envidia?
Hace poco creía que no existía.

¿Mucho clasismo en la política?
Está borracha de clasismo. El propio Pepe lo ha dicho. Por eso siempre los mismos ocupan los lugares siempre.

¿Un sueño para Florida?
Una Florida sin desocupados y sin violencia. Luego todo lo demás se arregla.

Muchas gracias por la nota.
Gracias a ustedes, ha sido un gusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s